miércoles, 13 de septiembre de 2017

Un rincón para el amor.




Dónde se van lo besos preguntaba el poeta, dónde se va el amor me pregunto, el mío? , el mio sigue aquí conmigo. En este rincón con mis libros lo guardo con  todas mis cosas, no creo que el amor se termine, al menos los grandes y este lo fue. No podría responder por ella, solo recuerdo su mirada y los que saben de su vida afirman que hace tiempo que desapareció. Sin embargo ni podría decir, ni es tema que pueda yo negar ni afirmar. La vida es difícil, no hacemos siempre lo que queremos, ni amanecemos donde elegimos. 
Lo mio es pues guardar mi historia, la de aquel amor, muy grande por cierto. Intente meterla en un baúl real y otro digital. Da para un libro de los grandes. Es curioso que tuvo varios finales y sus comienzos siguientes en todos estos años. Nadie daba un euro por nosotros y supimos capear siempre el temporal, hasta el último, porque en toda historia hay una última página. 
Para que un gran amor siga adelante necesita de las cuatro manos y esta vez solo dispuse de dos, las mías. Así que hice acopio de todo, con mimo y paciencia  voy ordenando los días y los años. 
Una gran historia comentamos los amigos, los heredé también a todos como personajes de una novela y en más de una reunión repasamos su grandes momentos. Disfrutamos entonces y ahora evocando esta o aquella anécdota. 
Un buen cortado de café, un buen libro y de vez en cuando, ya sea una frase o un reflejo del cristal de la ventana me hace revivir aquel tiempo pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario